Buscar este blog

sábado, 4 de abril de 2020

LA XUNTA DE GALICIA ACLARA LAS ACTIVIDADES FORESTALES QUE SE PUEDEN REALIZAR DESDE EL 30/3/2020




Como os comenté en el anterior artículo de este blog, el Consejo de Ministros decidió el pasado domingo paralizar toda la actividad laboral de los trabajadores por cuenta ajena que no vengan realizando ninguna de las actividades esenciales, mediante la aprobación del Real Decreto-ley 10/2020, de 29 marzo, que se publicó ese mismo día a las 23:45 horas en el BOE nº 87.

Tras la aprobación de dicho RDL 10/2020, se creó una gran incertidumbre en el SECTOR FORESTAL en relación a las actividades que se consideraban  esenciales a los efectos de dicha norma, resaltando en mi anterior artículo la conveniencia de que se dieran instrucciones claras y precisas a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad sobre las concretas actividades permitidas en el sector forestal,  a fin de evitar la imposición de multas.


 Pues bien, mediante un documento de “Criterios de aplicación” de 2/4/2020, la Consellería de Economía, Empleo e Industria ha venido a CALIFICAR COMO ESENCIAL LA INDUSTRIA FORESTAL y, en concreto, se relacionan las siguientes actividades que se pueden continuar realizando por parte de los trabajadores por cuenta ajena:

1ª.- <<Actividades de subministración á industria da MADEIRA E O PAPEL, E TRABALLOS DE PREVENCIÓN DE INCENDIOS:

·  0210.- Silvicultura e outras actividades forestais.

·  0220.- Explotación da madeira>>.


2ª.- <<Industria da MADEIRA E DA CORTIZA, EXCEPTO MOBLES; CESTERÍA E ESPARTERÍA:  

·  1610.- Aserradoiro e cepillado da madeira.

·  1621.- Fabricación de chapas e taboleiros de madeira.

·  1624.- Fabricación de envases e embalaxes de madeira.

·  1629.- Fabricación doutros produtos de madeira; artigos de cortiza, cestería e espartería>>.


Finalmente, sólo me resta aclararos que los autónomos o trabajadores por cuenta propia no están afectados por el RDL 10/2020, por lo que pueden continuar trabajando, siempre y cuando su actividad no haya sido suspendida por la declaración del Estado de Alarma.

Vigo, 4 de abril de 2020

martes, 31 de marzo de 2020

DUDAS QUE PLANTEA A LAS COMUNIDADES DE MONTES LA NORMATIVA RELATIVA AL ESTADO DE ALARMA




Tras la declaración del Estado de Alarma, como consecuencia de la crisis sanitaria ocasionada por el Coronavirus o COVID-19, en virtud del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo (publicado en el BOE nº 67 de 14/3/2020), algunas comunidades de montes vecinales en mano común me han planteado diversas consultas, tanto en lo que se refiere al funcionamiento de sus órganos de gobierno, como a la realización de actividades en el monte vecinal, en este último caso, fundamentalmente tras la aprobación del Real Decreto-ley 10/2020, de 29 marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para los trabajadores por cuenta ajena que no prestan servicios esenciales.

En el presente post trataré de dar respuesta a ambas cuestiones, a pesar del cierto grado de incertidumbre que se nos ha generado a todos como consecuencia de la batería de normas aprobadas por el Gobierno en un período tan corto de tiempo, ante una situación tan inédita como la que estamos viviendo, derivada de la pandemia mundial del coronavirus:


1º).- ÓRGANOS DE GOBIERNO DE LAS CMVMC:

Como sabéis, los órganos de gobierno de las Comunidades de montes son esencialmente dos: la Junta Rectora y la Asamblea General.

Pues bien, una de las dudas que se plantea es qué ocurre con las Juntas Rectoras cuyo mandato caducó antes de la declaración del Estado de Alarma y que habían convocado la celebración de la Asamblea General para la elección de nueva Junta tras su declaración. Pues bien, dada la imposibilidad de celebración de la Asamblea de comuneros mientras dure el Estado de Alarma, la convocatoria efectuada con anterioridad queda suspendida y la actual Junta Rectora continúa EN FUNCIONES hasta que se levante el Estado de Alarma y se pueda convocar nuevamente la Asamblea General con plenas garantías para la salud de los comuneros.

Al respecto, debe tenerse en cuenta que el RD 463/2020 de declaración del Estado de Alarma suspendió los términos y plazos administrativos –salvo ciertas excepciones, no aplicables a la cuestión aquí tratada- para la tramitación de procedimientos de las entidades del Sector Público regulados en la Ley 39/2015, de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, disponiendo su reanudación en cuanto pierda vigencia dicho RD o las posibles prórrogas del mismo y, aún cuando las CMVMC no constituyen una entidad del Sector Público, una aplicación analógica de la Disposición Adicional 3ª del citado RD 463/2020, relativa a la citada “Suspensión de plazos administrativos”, nos debe llevar a la interpretación lógica de que, una vez que se levante el Estado de Alarma, deberá procederse a convocar la concreta Asamblea General para elección de nueva Junta Rectora que quedó suspendida, como consecuencia de la declaración del referido Estado de Alarma.

Igual solución debemos dar respecto de las Juntas Rectoras cuyo mandato caduque durante la vigencia del Estado de Alarma, aplicando igualmente de forma analógica la suspensión de los plazos de caducidad establecida en la Disposición Adicional 4ª del mismo RD 463/2020, de tal forma que, a pesar de que haya transcurrido el plazo del mandato previsto en los Estatutos, la Junta Rectora actual continuará ejerciendo sus funciones como tal.


2º).- ACTIVIDADES A REALIZAR EN EL MONTE VECINAL EN MANO COMÚN A PARTIR DEL 31/3/2020:

Como sabéis, el pasado domingo el Consejo de Ministros tomó la decisión de paralizar toda la actividad laboral de los trabajadores por cuenta ajena que no vengan realizando ninguna de las actividades esenciales, mediante la aprobación del antes citado Real Decreto-ley 10/2020, de 29 marzo, que se publicó ese mismo día a las 23:45 horas en el BOE nº 87.

Pues bien, en el primer borrador de dicho RDL, que se filtró este fin de semana, se incluía, dentro del anexo de actividades que podían continuar realizándose, todas las relativas a la silvicultura y explotación de la madera, pero el texto finalmente publicado eliminó esas específicas referencias, limitándose exclusivamente a indicar en el punto 7 del anexo los servicios de PREVENCIÓN Y EXTINCIÓN DE INCENDIOS.

En concreto, el texto del anexo, en lo que aquí interesa, dispone literalmente lo siguiente:

<< ANEXO
No será objeto de aplicación el permiso retribuido regulado en el presente real decreto-ley a las siguientes personas trabajadoras por cuenta ajena:
(…)
2. Las que trabajan en las actividades que participan en la cadena de abastecimiento del mercado y en el funcionamiento de los servicios de los centros de producción de (…) productos higiénicos, (…) permitiendo la distribución de los mismos desde el origen hasta el destino final.
(…)
7. Las que prestan servicios en (…) salvamento y prevención y extinción de incendios (…)>>.


Así pues, es necesario analizar e interpretar lo que establece la norma para determinar quién y qué se puede realizar a raíz del citado RDL10/2020 de 29 marzo:

A).- QUIÉN PUEDE REALIZAR LAS ACTIVIDADES ESENCIALES:

El RDL dispone expresamente que podrán realizar tales actividades las <<personas trabajadoras por cuenta ajena>>, ello engloba tanto a los trabajadores contratados por las Comunidades de montes para realizar actividades en el monte, esto es, las denominadas “cuadrillas”, como también a los trabajadores por cuenta de empresas contratadas por dichas Comunidades para realizar actividades en su monte vecinal.


B).- QUÉ ACTIVIDADES ESENCIALES SE PUEDEN REALIZAR:

Al amparo del apartado 2 del Anexo del citado RDL10/2020, considero que la actividad de corta de eucalipto –y su consecuente transporte- en el monte vecinal podría realizarse, al establecerse como esencial el funcionamiento de la cadena industrial de material higiénico. Evidentemente, esta actividad ha de ser realizada por los trabajadores por cuenta ajena de las empresas a quienes las Comunidades de montes hayan vendido los correspondientes lotes de eucalipto.

Asimismo, al amparo del apartado 7 del mismo RDL, considero que también se podrían realizar en el monte vecinal las actividades de desbroce, clareos y podas, así como de limpieza de cortafuegos y fajas auxiliares de pistas forestales, al establecerse como esencial la prevención de incendios. Estas actividades, al contrario de la anterior, podrán ser realizadas por los trabajadores por cuenta ajena que tengan contratados las CMVMC, como los mismos trabajadores de las empresas que tales comunidades hubiesen contratado para realizarlas.

De todas formas, dado el grado de incertidumbre en que nos estamos movienDo y a fin de evitar el riesgo de multas por la realización de estas actividades, sería muy conveniente que desde la Delegación del Gobierno se emitiese una instrucción clara a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, relacionando las concretas actividades permitidas en el sector forestal.

Vigo, 31 de marzo de 2020

viernes, 27 de marzo de 2020

OFRECIMIENTO GRATUITO DEL LIBRO SOBRE MONTES VECINALES EN MANO COMÚN DE CRISTINA BUGARIN



Como sabéis, desde el fallecimiento de mi padre a principios del pasado año 2019 dejé de escribir en mi blog y, si lo hago ahora, es porque ante los devastadores efectos de la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (COVID-19), que nos obliga a mantenernos confinados dentro de nuestras respectivas viviendas, rompiendo de forma brutal y repentina nuestro ritmo de vida habitual, considero que puedo aportar un pequeño grano de arena para intentar paliar tales efectos, ofreciendo de forma gratuita mi libro sobre montes vecinales en mano común en formato electrónico.

Así pues, todos aquéllos que deseéis dicho libro electrónico, no tenéis más que enviarme un correo electrónico a mi cuenta personal de gmail (crisbugarin@gmail.com) y os lo remitiré, insisto, de forma totalmente gratuita.


Esta crisis solo la podremos superar mediante la solidaridad entre todos nosotros.

Vigo, 27 de marzo de 2020

domingo, 10 de marzo de 2019

NO ES UN ADIOS, SINO UN HASTA PRONTO

Con mi padre en el paseo de la Corredera de Tui el día 30 de diciembre de 2018


Queridos Lectores:

Como sabéis, este Blog lo cree hace más de 5 años ante la necesidad de ocupar mi tiempo libre o de ocio en una tarea distinta a la de mi propio trabajo como abogada. Pero hoy no os voy a escribir sobre ninguna cuestión relacionada con los montes vecinales en mano común, lo hago para comunicaros mi decisión temporal, que no definitiva, de dedicar ese, cada vez más escaso, tiempo libre que me deja el ejercicio de mi profesión de abogada -pues, por suerte, actualmente son muchas las Comunidades de montes y comuneros que depositáis vuestra confianza en el Despacho Bugarin&Gago Abogados- exclusivamente a intentar superar el desgarrador sentimiento de pena y desarraigo que me sobrecoge tras el repentino fallecimiento de mi padre, Don Antonio Bugarín Ribeiro.

Don Antonio Bugarín Ribeiro, con sus luces y sus sombras, era un "Hombre Bueno". Gran conversador, con una dialéctica fina, ingeniosa y, cómo no, cuando la ocasión lo requería, con ciertas pinceladas de ironía. Todos quienes lo conocían lo recordarán con su permanente sonrisa paseando por Tui -donde nació y vivió hasta su muerte-, parándose hablar con todo aquél con quien se cruzaba. La fotografía que encabeza este post nos la hizo mi hermano pequeño Chico (el fotógrafo oficial de la familia) el pasado domingo 30 de diciembre de 2018, cuando ambos estábamos paseando en La Corredera de Tui y él luciendo su flamante abrigo de "Roberto Verino" que le regalamos sus hijos por Navidad, con el que se encontraba de lo más elegante, pues, mi padre, también era un hombre muy presumido en cuanto a su vestimenta.

Pero, sobretodo, Don Antonio Bugarín Ribeiro fue el cabeza de una gran familia, el puerto o faro al que siempre arribábamos sus 10 hijos (Rosendo, Pablo, Clara, Puri, Flori, Isa, Toni, yo, Dami y Chico). Nos adoraba, al igual que a sus 11 nietos (Paula, Helena, Beatriz, Ana, Carmen, David, Raquel, Telmo, Alejandro, Adriana e Iria) y, cómo no, a su única bisnieta Alma con la que tanto disfrutó estas últimas Navidades.

A mí, le gustaba llamarme su "Consilieri" (era todo un apasionado del cine y la película "El Padrino" le había encantado), su asesora y abogada personal, de lo que yo me sentía y me siento muy orgullosa. 

Siempre se dice que no sabemos apreciar lo que tenemos hasta que lo perdemos. En mi caso no es así. Yo he tenido la suerte de disfrutar -y apreciar- de la compañía y amor de mi padre hasta su fallecimiento, al igual que todos mis hermanos.

Cuando me haya repuesto de la muerte de mi padre, una vez recupere el ánimo y recargue mis pilas, volveré a escribiros sobre esta materia que me apasiona y que tantas alegrías me ha dado a lo largo de mis 22 años de ejercicio de la abogacía: los Montes Vecinales en Mano Común.

Por eso, esto no es un adiós, sino un ¡¡hasta pronto¡¡.

Vigo, 10 de marzo de 2019

lunes, 7 de enero de 2019

NOVEDADES LEGISLATIVAS EN MATERIA DE MONTES VECINALES EN MANO COMÚN Y PREVENCIÓN DE INCENDIOS FORESTALES PARA 2019

Fotografía do "Carballo dos Namorados" de M. Rosa Novo Sineira



I.- ANTECEDENTES

La Ley 3/2018, de 26 de diciembre, de Medidas Fiscales y Administrativas (publicada en el DOG nº 247 de 28/12/2018), que entró en vigor el pasado 1 de enero de 2019, introduce DIVERSAS MODIFICACIONES, TANTO EN LA NORMATIVA DE MONTES VECINALES EN MANO COMÚN, COMO EN LA DE PREVENCIÓN DE INCENDIOS, que paso a exponeros a continuación.


II.- REFORMA DE LA LEY 13/89, DE MONTES VECINALES EN MANO COMÚN DE GALICIA

Se regula el contrato de ARRENDAMIENTO por primera vez en esta ley de montes vecinales -pues, con anterioridad, sólo venía regulado en el Reglamento aprobado por Decreto 260/1992-, introduciendo un apartado 2 al artículo 5, antes destinado en exclusiva a la regulación del contrato de cesión temporal de uso.

La gran novedad que introduce esta reforma, en relación a la regulación anterior del contrato de arrendamiento del monte vecinal, radica en su PLAZO DE DURACIÓN, pues, si bien se mantiene con carácter general el plazo máximo previsto en su día por el Reglamento de montes vecinales -es decir, ONCE (11) AÑOS- ahora SE AMPLÍA PARA LOS ARRENDAMIENTOS REALIZADOS A TRAVÉS DEL BANCO DE TIERRAS DE GALICIA, en cuyo caso EL PLAZO MÁXIMO SERÁ DE TREINTA (30) AÑOS o, en el caso de que el arrendamiento tenga por destino la plantación de árboles que se rijan por modelos selvícolas en los que se establezca la edad de corta, el plazo del arrendamiento corresponderá al primer turno de corta de arbolado.



III.- REFORMA DE LA LEY 3/2007, DE PREVENCIÓN Y DEFENSA CONTRA LOS INCENDIOS FORESTALES DE GALICIA


Entre las novedades introducidas por la reforma, cabe destacar, en primer lugar, la creación de la figura de los PERÍMETROS DE ALTO RIESGO DE INCENDIO (regulados en el artículo 12, que había sido dejado sin contenido por la Ley 7/2012), definiéndolos como aquellas zonas o lugares en los que su estado de abandono signifique un alto riesgo de propagación de incendios forestales, que deberán ser declaradas como tales por la Dirección Xeral de Prevención de Incendios Forestales, debiendo comunicarse al titular catastral tal declaración y las labores que deberá realizar para disminuir el riesgo, así como publicarse en el DOG, en el BOE y en el tablón de anuncios del Ayuntamiento correspondiente. A los titulares de las fincas radicadas dentro de un perímetro de alto riesgo de incendio se le otorgará un plazo de 15 días para realizar los trabajos preventivos y, en caso de no hacerlos, realizará tales trabajos la Consellería de Medio Rural.
 En segundo lugar, se establece que, en los casos en que no se pueda identificar a la persona responsable de gestionar la la biomasa en las fajas de seguridad, se les comunicará su obligación de gestionarla mediante un anuncio en el BOE y en el DOG, en el que se incluirán los datos catastrales de la parcela que debe ser limpiada. El mismo procedimiento se llevará a cabo cuando resulte infructuosa la comunicación realizada en el domicilio del titular del terreno objeto de gestión (artículo 22.3)
 En tercer lugar, se dispone que para la construcción de nuevas instalaciones destinadas a explotaciones agrícolas, ganaderas, forestales (incluso las viviendas vinculadas a éstas), así como las nuevas urbanizaciones y edificaciones de uso residencial, comercial o industrial, QUE AFECTEN A ZONAS DE MONTE O DE INFLUENCIA FORESTAL y no tengan continuidad con la trama urbana y sean lindantes con el monte, se deberá presentar ante el Ayuntamiento un PROYECTO TÉCNICO DE DE PREVENCIÓN Y DEFENSA CONTRA INCENDIOS FORESTALES (artículo 23).
 En tercer lugar, se prevé la INSTALACIÓN DE CÁMARAS ÓPTICAS en el monte gallego para la vigilancia forestal y detección temprana de incendios, que se instalarán preferentemente en torres de telecomunicación e infraestructuras de titularidad pública autonómica y se adoptarán las correspondientes medidas para asegurar la privacidad y el cumplimiento de la normativa sobre protección de datos personales, en la medida en que se puedan captar imágenes de personas identificables (artículo 46 bis).
  

IV.- REFORMA DE LA LEY 7/2012, DE MONTES DE GALICIA

Entre las novedades introducidas por esta reforma cabe destacar la posibilidad que se declare en situación de abandono las parcelas privadas enclavadas o lindantes con el monte vecinal en mano común deslindado y que cuente con un plan de gestión aprobado, cuando las propietarios de dichas parcelas incumplan su obligación de mantener una gestión forestal adecuada y equiparable a la del monte vecinal y ello suponga un riesgo de propagación de incendios o e lo relativo a la sanidad vegetal. Esta declaración permitirá a la Administración tomar las medidas necesarias para eliminar tales riesgos, repercutiendo su coste al propietario de las parcelas (artículo 44.2.j).

En segundo lugar, se instaura la PROHIBICIÓN DE NUEVA PLANTACIÓN DE "EUCALYPTUS" en los montes de utilidad pública y en los montes de gestión pública, esto es, los montes vecinales sujetos a convenio con la Administración (artículo 67.4 bis).

Se establece un plazo máximo de DOCE (12) MESES para realizar una corta de arbolado computado desde la notificación de la autorización o desde la presentación de la declaración responsable, según los casos. Una vez realizada la tala, la trituración de los restos forestales deberá realizarse en el plazo de 15 días si la tala se realiza en época de alto riesgo de incendio o de un mes en el resto del año (artículo 94.3).


Se amplían, una vez más, los plazos en que las Comunidades de montes deberán contar con un PLAN DE GESTIÓN FORESTAL VIGENTE, que será hasta el 31/12/2020 para aquellos montes de 15 Has o de menor superficie y hasta el 31/12/2028 el resto de los montes (Disposición Transitoria 6ª).

Finalmente, en el anexo II se establece un nuevo cuadro de distancias mínimas que deben respetar las nuevas repoblaciones forestales.


Vigo, 7 de enero de 2018